¿Cómo saber si soy una Persona Altamente Sensible?

como-saber-si-soy-una-persona-altamente-sensible

Todos tenemos rasgos en común con otras personas, pero a la vez, somos seres únicos e irrepetibles. 

 

Esto también ocurre para las personas catalogadas como “Altamente Sensibles” Como he mencionado en otras zonas de la web, la sensibilidad es una cuestión de distintos grados. Si estás buscando una web con un test que “mida” tu sensibilidad, puedes hacerlo en la página de Elaine Aron. Allí tienes un test a tu disposición, aunque yo no soy muy partidaria de los test en este aspecto, puesto que considero que la sensibilidad es un concepto lo suficientemente abstracto y complejo como para puntuar cuánto de sensible puede ser alguien. Creo más bien en una serie de características que te pueden orientar a dilucidar si lo eres o no. No tienes que poseerlas todas, ni sentirte identificado con todo. Como he dicho, cada persona es única. Y el grado de sensibilidad que tienes, en última instancia, debes otorgártelo tú mismo, a través de tu autoobservación y percepción.

A lo largo de mi vida he ido encontrando diferentes PAS,

 

algunos sabían que lo eran y otros no. En mi caso, el término de la alta sensibilidad (la etiqueta por así decirlo), lo conocí en torno a los 20 años, pero no me pilló en absoluto por sorpresa. Sé que a mucha gente le supone un antes y un después, puesto que entienden mejor cosas que hasta ahora se les habían escapado. Y sienten un gran alivio y comprensión de quienes son. No fue mi caso, puesto que sabía perfectamente que era más sensible que los demás desde los 12 o 13 años (además que de más niña aún ya me veía rarita porque me interesaban cosas que a otros niños no, excepto Pokémon, que eso nos gustaba a todos jeje), donde empecé a decirme a mí misma frases del tipo “eres demasiado sensible para este mundo” o “no estás hecha para este mundo” y ya empecé a esforzarme mucho en ocultarlo y fingir que no me afectaba nada.

Entonces, cuando leí sobre la Alta Sensibilidad por primera vez,

 

(creo recordar que fue en una librería en Madrid) dije: sí, esta soy yo. Me quedé leyendo el libro durante un par de horas y luego cogí otro más. Pero me di cuenta de que el gran “drama” de mi vida, no se solucionaba con saber sobre el término. Porque de todas maneras, ya sabía que era sensible y emocional. Lo que necesitaba saber era cómo podía sentirme mejor conmigo misma y cómo vivir en este mundo sin desbordarme emocionalmente cada vez que me pasaba algo.

Resumiendo, lo que te quiero contar con esto, es que conocer el concepto es el primer paso, pero lo importante es todo lo demás; ¿cómo vivo yo esa sensibilidad?, ¿qué hago con esa sensibilidad?, ¿para qué la tengo?… Pero, ¡sé que hay muchas personas que simplemente viven ajenas a su sensibilidad! Y por ese motivo creo que también es necesario que éstas dejen de sentir que son de otro planeta (¿lo son? ;)) y que están fuera de lugar. Son personas que siempre se han sentido diferentes o especiales por su comprensión de la vida y del mundo, o por interesarse por cuestiones “poco mundanas” desde muy temprana edad. Y muchas han sufrido mucho, y muy profundamente. Entonces, ¿cómo saber si soy una Persona Altamente Sensible? Es probable que lo seas si…

A continuación, escribo una lista sobre rasgos que definen bastante bien a una PAS…

Es probable que lo seas si…

  • Escuchas con frecuencia que te lo tomas todo muy personal o que todo te molesta
  • Tus emociones te desbordan y sientes que no puedes controlarlas (de forma positiva y negativa)
  • Te sientes agotado después de una reunión de amigos
  • Le das vueltas a lo mismo una y otra vez tratando de buscar soluciones de todo tipo
  • Percibes el estado emocional de los demás antes de hablar con ellos
  • Tienes tendencia a la depresión y la ansiedad
  • Eres muy existencialista
  • Ciertos ruidos, olores y sabores te parecen “demasiado”
  • Sientes de forma profunda a través del físico; sabes cuando alguien te abraza de verdad y cuando no, te puede molestar un tejido en exceso, sientes mucho el dolor…
  • Te afecta la temperatura y necesitas su equilibrio; “hace mucho calor, mucho frío, esto me quema…”
  • Te agobias en sitios con mucha gente, con luces brillantes…
  • Te sientes recargado y conectado en la naturaleza
  • Tienes una gran imaginación
  • Te afectan mucho las críticas
  • No sabes poner límites y te cuesta decir que no
  • Valoras el silencio
  • Tienes un mundo interior rico y complejo
  • Te emocionan particularmente las artes, la música, la danza, la literatura…
  • De niño te preocuparon mucho temas como la vida, la muerte, el universo, la pobreza, el cuidado del planeta y los animales, de dónde venimos, quiénes son los seres humanos, qué había antes de nosotros, hacia donde vamos…
  • No puedes ver películas o escenas violentas o de terror
  • Con respecto a lo anterior, te asustas o sobresaltas con mucha intensidad
  • Te cuesta tomar decisiones rápidamente y eres capaz de ver todo desde muchas perspectivas y ángulos diferentes
  • No te gustan las charlas superficiales y sin fondo (aunque todos las hemos mantenido alguna vez)

….

Estas son algunas de las premisas que te pueden orientar para reconocerte a ti mismo como persona muy emocional y sensible. Puedes leer un poco más sobre el concepto de la Alta Sensibilidad y sus 4 rasgos más definitorios.

¡Espero que te haya podido orientar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.